Moliner@sEtiquetas

actividades (143) Adela poetisa (2) Alessandra Bochetti (3) Alfred Dominguez (5) Alma Viva (2) Aloma (1) alumnado (16) Amparo Vico Garcerán (3) Ana Oliver (1) Ángela Escribano Martínez (16) Ángeles Cozas (2) Angels (1) Anna Mª Penu (6) Antonio Benaches (1) Asela Cabrera (1) bibliografia y enlaces de interes (3) bibliotecas (1) Bienvenida (1) Campaña escola (2) campañas igualdad (1) Carles Fons (5) Carles Fons Poquet (2) Carmen Castro (9) Carmen García (2) Carmen González (1) Carmen Tomas (2) Cecilia Silva Ramos (1) Christian Felber (1) clausura (10) Concha Martínez (39) Consuelo Barea Payueta (1) convocatorias (6) crisis (1) Cristina Aranda (5) desigualdad (1) discriminación (2) Dolors Tarin Belda (2) Dolors Tarín Belda (1) Elena Simón (1) Empar Martínez (1) Empar Navarro (2) Empoderamiento (10) Encarna Comes (1) escritoras (1) escuela itinerante (5) Esperanza (1) Euromed Seminar (7) Evangelina Gª Prince (1) exposiciones (1) felicitación (2) Fina Ferriols Raga (7) Fina Sanz (1) Historia (1) igualdad (8) inicio curso (14) Isabel Lozano (1) Isabel Pérez (1) J Bautista Sanchís (1) jornadas (1) Julia Sevilla (3) La Mar Salá (2) Laura Conejos (2) Laura García Guardado (9) Laura Lau. (1) legislación (1) Lideresas (24) Literatura (8) Lluci LaTorre (1) Lucy Polo Castillo (2) M Martínez (1) Mª Ángeles Bustamante Ruano (14) Mª José Barahona Gomariz (1) Maite Sarrió (5) Marcela Lagarde (2) María Brazoban de los Santos (2) María Dolores Raigón (3) María Mar (4) María Marti (2) María Molero Marañón (1) María Moliner (4) María Pazos (3) Mariana Urueña (1) Maribel Cárdenas (1) Maruja (1) Matricula (14) Memorias (3) Miguel Lorente Acosta (1) módulo (5) Molinerasviajeras (2) Nuestrahistoria (1) Oliva Sabuco (1) Paloma Andrés (1) Paqui Mendez (3) Patricia Escortell Valls (4) Pilar Aguilar (1) Pilar Pérez (1) premios y mención (8) Prensaescola (4) profesorado (14) Programas (5) publicación (1) radio (3) Raquel Cabo González (1) Rebeca Torada Mañez (7) Referentes (5) Ricardo Carrión (1) Rosa Perís (1) Sara Berbel (1) Sergi Castillo Reboll (1) Soledad Heredia Gutierrez (1) Sonia Sempere (1) Susana Koska (1) Teresa López Martínez (1) Testimonios (5) trabajo-empleo (2) Violencia (24) Wendy Barranco (1) Xaro Alcaide (4) Xaro Altable (4)

Escuela Itinerante: toda la programación ya a vuestra disposición

Te presentamos el programa de trabajo de la escuela Maria Moliner a través de la ESCUELA ITINERANTE. Nos lanzamos a un nuevo reto atrac...

miércoles, 16 de abril de 2008

Cristina de Pizán y su Ciudad de las damas


Si las mujeres hubiesen escrito los libros,

estoy segura de que lo habrían hecho de otra forma,

porque ellas saben que se las acusa en falso

(Cristina de Pizán, Epistre au Dieu d’Amours, 1399, vv. 417-419)


Cristina de Pizán (1364-1430), veneciana e hija del astrólogo de Carlos V de Francia, reconocida poetisa, historiadora y moralista, puede ser considerada "el primer autor profesional" de la literatura francesa. Casada a los quince años, madre de tres hijos y pronto viuda, supo aprovechar la educación recibida de su padre. Adalid de su sexo, denuncia la misoginia −corriente en su época, en particular en los ambientes clericales.

La Ciudad de las Damas, que puede considerarse una clara anticipación del feminismo moderno, corona la obra de la autora. Deprimida por la lectura de una sátira misógina, Cristina se lamenta de haber nacido mujer. Aparecen entonces, para consolarla, tres enviadas de Dios: Razón, Derechura y Justicia. Con su ayuda, ella construirá una ciudad inconquistable en la que las mujeres estarán al abrigo de las calumnias. Las piedras de este bello edificio serán las mujeres del pasado, guerreras, artistas y sabias, enamoradas y santas. La argumentación sorprende por su modernidad: Cristina aborda los temas de la violación, la igualdad de sexos, el acceso de las mujeres al conocimiento… Desde esta perspectiva, aparece así como una obra fundamental para la historia de las mujeres y para el pensamiento occidental en el alba de los tiempos modernos.

“Sentada un día en mi estudio como en una celda, rodeada toda mi persona de los libros más dispares, según tengo costumbre”. Así empieza La ciudad de las damas (también traducido como La ciudad de las mujeres). Celda como espacio de enclaustramiento voluntario para la reflexión en soledad; estudio como lugar íntimo de recogimiento para el aprendizaje, y ambos como el primer paso hacia la conquista de un espacio propio donde desarrollar una actividad intelectual (el cuarto propio reivindicado por Virginia Woolf). El claustro del convento, las murallas de la ciudadela, la Ciudad de las Damas como baluarte para resistir el asedio de la violencia masculina, escrita o gestual, la metáfora de la mujer que se encierra para liberarse… elogios de mujeres independientes que rompieron vínculos familiares y escaparon de la autoridad paterna y/o marital para recluirse en abadías; algo que, por supuesto, tenemos que situar en la época (principios del siglo XV) recordando que aquélla solía ser la única salida para las mujeres que tenían pretensiones intelectuales o aspiraban a recibir estudios o, más simple aún, querían llegar a ser ellas mismas. Se nos escaparía el verdadero significado de la obra si nos olvidáramos del contexto en que está escrita, un contexto poblado de tabúes represores para la mujer: el de la mujer docta: las mujeres no deben hablar porque sus labios llevan el estigma de Eva; el de la mujer fuerte: las mujeres fuertes desafían la definición que les es propia − mujer-debilidad− si la mujer es fuerte es porque ha dejado de ser mujer.

El más valiente desafío de Cristina de Pizán acaso haya sido promover, elevar y levantar como una verdadera fortificación la imagen del cuerpo femenino, sano y hermoso, como fuente inagotable de confianza. La verdad de la experiencia de su propio cuerpo libera a la mujer y le permite reafirmarse frente a las patrañas pseudoteológicas urdidas por los predicadores

(Ideas extraídas del prólogo de Marie-José Lemarchand en la edición de Siruela de 1995)

Pizán, Cristina de, La ciudad de las damas, ed. de Marie-José Lemarchand, Madrid, Siruela, 2006.

Interesante la web: www.cristinadepizan.com


Post publicado por Pilar Pérez

No hay comentarios: